Recomienda | Stranger Things

Recomienda | Stranger Things

Julio ha sido el mes del mame en este 2016 y no, no hablo de Pokémon Go ni de la disculpa de su-majestad-mirreynal por su cochina casa blanca. Hablo de Stranger Things, la más reciente y afortunada producción de Netflix. Es probable que ya la hayas visto, pero si no, deberías echarle un ojo. ¿Por qué? Porque si viviste tu infancia en los ochenta te sentirás identificado y conmovido, es como revivir tus aventuras y locuras al lado de tu fiel pandilla de cuates. Es una serie con un target muy bien definido y Stranger Things nos vende nostalgia pura, toda lo que puedas necesitar, desde lo visual, lo cultural, lo musical. La serie interpela directamente a nuestro niño interior y muchos lo sentimos como parte de nuestra historia. Encontrarás muchas referencias incluyendo Dungeons & Dragons, Star Wars y Lord of the Rings. Da la sensación de ser una película muy larga por lo que puedes echarte encadenadamente todos los episodios en un día, aunque recomiendo dosificarlo en un fin de semana. Se ha dicho de todo sobre la Stranger Things en las redes sociales: que es la obra bastarda de Stephen King y Spielberg -hay quienes aseguran que es un homenaje a estos autores-, que ha plagiado a toda la generación ochentera -eso del “otro lado” me recuerda mucho a Illusion of Gaia y a ¿Will?-. En efecto la serie tiene una estética y ambiente al estilo Stand by Me, E.T.,  It y Super 8: la época, el pueblillo pintoresco-boscoso-all_american, canosos agentes secretos del gobierno y el hecho de que la amistad es la fuerza que guía a los...