Review | Animal Crossing: Happy Home Designer

Review | Animal Crossing: Happy Home Designer

Sin lugar a dudas, Animal Crossing: New Leaf ha sido uno de los juegos que más horas de diversión ha otorgado a los poseedores de un Nintendo 3DS, pues además de resultar ser una grata experiencia social, el juego cuenta con diversas actividades que dotan de vida al juego. Entre dichas actividades se encuentra la posibilidad de que el jugador decore su hogar de la manera que más le plazca y es ahí donde surge el concepto detrás de Animal Crossing: Happy Home Desginer, spin-off de la serie que nos pone en los zapatos de un empleado de la inmobiliaria Nook’s Homes.

Primero que nada, vale la pena aclarar que al tratarse de un spin-off, Happy Home Designer no cuenta con el nivel de libertad que entregas anteriores de la serie ofrecen.

De alcalde a diseñador

Comenzamos el juego con Tom Nook realizando una serie de preguntas que nos llevan a elegir el sexo y nombre de nuestro personaje para posteriormente personalizarlo. El editor de personajes es similar al de New Leaf y aunque no cuenta con listas inmensas de opciones, tiene lo necesario para crear un buen avatar.

Una vez creado nuestro álter ego virtual, los animales que se convierten en nuestros compañeros de trabajo nos dan una explicación de lo que debemos hacer y posteriormente se presenta un tutorial en el que debemos redecorar el interior de una casa. En un inicio la cantidad de ítems con los que se cuentan son bastante limitados y se van desbloqueando conforme vamos jugando, algo similar a lo hecho con Super Mario Maker. Teniendo lo anterior en mente, puede que resulte frustrante para los más desesperados no contar con el gran repertorio de objetos desde un inicio pero de otra forma resultaría abrumador.

Los detalles cambian según el cliente.

Los detalles cambian según el cliente.

Cada cliente tiene ciertos parámetros sobre los que debes trabajar, ya sea que quieran su casa decorada con ciertos motivos o que incluyas únicamente cierto color, por mencionar algunos ejemplos. Si bien durante las primeras horas te encargas únicamente de los interiores en espacios pequeños, posteriormente tienes a tu cargo el cambiar tanto interiores como exteriores e incluso llegas a trabajar junto con la carismática Isabelle para mejorar las instalaciones del pueblo.

El aspecto social en esta entrega no se centra tanto en la interacción entre jugadores, sino más bien en el hecho de poder compartir nuestras creaciones tanto con amigos como el resto del mundo. Resulta interesante descubrir lo que otros jugadores han hecho e incluso tomar inspiración de ello.

Encantador pero con grandes errores

A pesar de que todo pareciera risas y diversión con Animal Crossing: Happy Home Designer, también cuenta con unos cuantos detalles que considero importantes recalcar:

  • El juego es demasiado condescendiente con el jugador. Entiendo que los juegos de Animal Crossing no son precisamente exigentes con el jugador ni lo castigan por x o y acción, dicha situación se repite en Happy Home Designer y resulta ser algo contraproducente. ¿A qué me refiero? El juego no representa ningún reto, ya sea que hagas una porquería con el trabajo asignado, el cliente no se enojará ni reclamará, sino que te agradecerá de la misma manera que si logras hacer una maravilla con su espacio.
  • Falta de motivación. A pesar de que Happy Home Designer  es una experiencia bastante entretenida, hacen falta incentivos que logren traer de vuelta al jugador.
  • Falta de profundidad. En New Leaf contamos con un complejo sistema financiero, relaciones profundas con los habitantes del pueblo y un sinfín de coleccionables. Entiendo que debido a la formula bajo la que está construido Happy Home Designer algunas de las cosas anteriormente mencionadas no habrían recibido el mismo tratamiento que en otros  juegos de la serie, sin embargo, considero que el coleccionismo y el sistema financiero pudieron haberse incluido.

Llegan los amiibo en forma de cartas

Al igual que muchos de los recientes juegos de Nintendo, Happy Home Designer cuenta con la compatibilidad de los amiibo, que en esta ocasión llegan en forma de cartas. Si bien dichas cartas resultan encantadoras, su uso en el juego sigue sin ser completamente relevante, pues en esta ocasión sirven únicamente para invitar al personaje que representa a nuestro juego, a pesar de que eventualmente pueda llegar sin la necesidad de la carta.

animal_crossing_amiibo_cards_set

Conclusión

Animal Crossing: Happy Home Designer presenta un buen concepto que quizá pudo haber sido explotado de una mejor manera, pero para nada es un mal juego. Si buscas una experiencia casual que no te exija demasiado, sin duda alguna ésta es una gran opción, pero si lo que buscas es algo con las misma profundidad que juegos anteriores de la serie, temo decirte que mejor busques en otra parte.

De igual manera, si buscas aproximarte a la franquicia, considero que Happy Home Designer es un buen lugar por donde comenzar.

animalhomecalif

Submit a Comment

Your email address will not be published.