Game Of Thrones: Los Hijos De La Arpía

Game Of Thrones: Los Hijos De La Arpía

 

Temporada 5, Episodio 4:  Los hijos de la arpía

Esta semana empezamos con lo que serán reseñas de los episodios de Juego de Tronos con forme vayan saliendo.

 

 

El Complot y la traición, son elementos constantes en este personaje.

El Complot y la traición, son elementos constantes en este personaje.

 

Y en el episodio de ayer, lo que pone los engranes a moverse es la Reina Cersei que si recordamos, ya no es Reina Regente, ya es Madre Reina. (Lo que significa que Margaery Tyrell tiene facultades de gobernar, mientras que ella solo es Madre del actual Rey). Esto es importante ya que en los episodios pasados veíamos el inicio de un juego de Margaery a intentar quitarse a su suegra de encima, y como es común en esta seríe lo que Cersei hace a continuación es para contrarrestar dicha jugarreta.

Verán, Los Gorriones (The Sparrows) son un grupo religioso (rallando en el fanatismo realmente) que si recuerdan tomaron votos de humildad y que desaprueban la homosexualidad, la prostitución y todas esas actividades no “santas”.  Pues Cersei habla con el Alto Gorrion (Quien ahora además de ser  líder de los Gorriones es tambien el “High Septon” del Reino).  Y le ofrece la oportunidad de darles armas a sus seguidores fieles, Cersei argumenta que los miembros del Septon y las Hermanas Silenciosas son a menudo víctimas de violencia y que hay hombres de Poder que incluso el Rey no puede castigar.

Siendo esta la serie que es, esto desata que los Gorriones vayan por la ciudad castigando personas que no se comportan bajo el código religioso. Lo que resulta en que se lleven al hermano abiertamente-gay de la Reina Margaery.

Como es de esperarse, Margaery acude con el Rey Tommen a quejarse de la situación y disuadirlo de que la arregle, echándole la culpa a Cersei. Y siendo esta la serie que es, al final resulta que el plan de Cersei da resultado, ya que ni Tommen puede arreglar la situación y acaba en las puertas del Septo, sin poder entrar a hablar con el Alto Septon para que liberen a Ser Loras (El hermano de Maergaery).

En resumidas cuentas, Cersei hace lo que le place sin importar lo que alguien diga incluido su hijo. Ya se quitó de encima a un Tyrell (si recordamos en el episodio pasado mando al Papá de Margaery a Braavos a hablar con el banco de la moneda), y puso a otro en custodia del Septo. La única opción es llamar a Lady Ollena para que ponga las  cosas en su lugar.

Del otro lado del mundo, vemos a Daenarys teniendo un momento con Ser Barristan Selmy. En donde le cuenta historias sobre su hermano Rhaegar, Rhaegar era el heredero al trono que en una parte del mismo episodio Sansa acusa de ser un Secuestrador y Violador pero aquí vemos otro tono de él, ya que al parecer era una persona que le encantaba cantar en el pueblo.  La serie no tarda mucho en cambiar su tono ya que después vemos a Daenary en un argumento con Hizdahr zo Loraq. Este le ruega a Daenarys que le permita abrir otra vez los pozos de pelea e incluso le dice que esto podría ayudar a liberar tensiones en su ciudad, Sin embargo Dany se rehúsa y como es de esperarse la situación se torna peor ya que en las calles, los Hijos de la Arpía aparecen y empiezan a atacar al ejercito Inmaculado de Danearys, matando todos y cuando Gusano Gris está a punto de caer aparece Ser Barristan.

Entre los dos logran frenar el ataque, aunque los números de Daenarys quedaron reducidos.

 

Suceden otras cosas menores, que dan tono a los próximos episodios como Meñique y Sansa Stark en Invernalia, dándo pie a lo que puede ser una trama interesante en los siguientes episodios ya que se trata del matrimonio de Sansa con Ramsay y del llamado de Cersei a Meñique.

Mientras tanto Jon Snow se debate ir con Stannis Baratheon a tomar Invernalia, dejar de ser un bastardo convirtiéndose en un Stark y siendo el nuevo Guardian del Norte o quedarse en la pared, y seguir cumpliendo sus votos.

 

 

 

Tu opinión es importante para Arkadian

%d bloggers like this: